PROGRAMAR TU CRISTAL


Busca una Turmalina, Obsidiana, Piedra de la cruz o un Cuarzo ahumado y tres cristales de cuarzo transparente; pueden ser dos medianos y un cristal mayor o un cuarzo maestro, el que necesitarás para mirar mientras meditas.

La meditación es una de las mejores formas para entrar en contacto con la energía de los cristales. Antes de meditar con los cristales conviene limpiarlos por uno de los métodos de limpieza tradicional para Cuarzos (dejarlos dentro de un pocillo bajo el grifo abierto unos cinco minutos con el agua corriendo y visualizar como el agua se lleva por las cañerías toda la carga que pudieran tener o enterrarlos en una maceta con tierra el día anterior y sacarlos para su uso; deberás lavarlos muy bien con agua fría para sacar toda la tierra.

Asegúrate de que durante la meditación no vas a ser interrumpida y encuentra un lugar adecuado para estar en tranquilidad.

Luego permítete meditar acerca del asunto con el que tú deseas programar el cristal; por ejemplo, si tratas de encauzar una semana completa de actividad para ti, sin ansiedad y en un estado de paz, piensa en algo como:


"Esta es mi semana, nada impedirá conseguir mis logros, me encuentro bien, sin ansiedad y en completa confianza". Repite la frase lentamente durante cinco minutos.

Luego siéntate cómodamente frente a una mesa donde puedas colocar un cristal de cuarzo a la altura de tus dos ojos, a la altura del tercer ojo. Puedes sentarte sobre un cojín en el suelo y colocar una silla frente a ti, sobre ella coloca el cristal para que quede frente a tu mirada; luego coloca los otros dos otros cristales, uno en cada palma de tu mano.

Haz ejercicios de inspiración, pausa y expiración, como si estuvieras haciendo relajación profunda.

Continua relajándote durante cinco minutos, respirando profundo y expandiendo todo tu corazón.

Durante este momento intenta sintonizarte con el Cristal Mayor, es decir, mentalmente, visualiza como la energía positiva de la piedra recorre por todo tu cuerpo; siente sus hermosas vibraciones.

Mientras realizas la meditación, y vas recitando el Decreto elegido, mira el cristal situado ante tus ojos y trata de introducirte en él, mientras con fuerza te concentras en tu petición e intenta sentir que eres parte de él; siente que formas parte de sus moléculas.

No te desanimes y ejercita hasta conseguir la paz interior que te beneficia con las lumínicas energías del Cristal de Cuarzo, energía que hace posible que alcancemos las metas que nos proponemos.

Puedes potenciar la Meditación sentándote cerca de tu Altar, o con fotografías de tus ancestros, o Maestros Espirituales, velas, inciensos, u otros Cristales.

Una vez finalizada tu meditación, deja los dos cristales en el suelo y mantén unos minutos entre tus manos una pieza de turmalina negra, piedra de la cruz, o cuarzo ahumado; estas son gemas que descargan y protegen. Esto permitirá que vuelvas a arraigarte al plano físico y te ayudarán a que se integren todas las energías de los Cristales con los que trabajaste.

Tu Creatividad te guiará en cómo hacer la meditación adecuada y así encontrar tu espacio Ritual Sanador…

Mayra Energía Femenina

ORACULO DE LA ENERGÍA FEMENINA

#Meditaciones

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2015 copyrights    TODOS los textos protegidos por el copyright ©

ORACULO DE LA ENERGIA FEMENINA © - energiafemenina@gmail.com